jueves, 7 de noviembre de 2013

Cirque des Ombres.



"Ven y únete a nuestro paseo salvaje, el espectáculo está en esta misma ciudad con los mejores adiestradores de animales, que llevan consigo desde leones, hasta osos danzantes y elefantes. Con acróbatas y tragafuegos, malabaristas y contorsionistas, sin olvidar a algunos payasos que harán de esta noche una gran velada, una noche maravillosa.
Pero la maravilla más grande de todos ellos, sin duda, una maravilla nunca antes vista: un hombre ilustrado y tan oscuro, que poseerá tu propia alma...

Salud y vigor, juventud y fuerza. 
Podemos hacer que seas así para toda la vida, así que ven y únete a nosotros en nuestro carrusel.
Podrás tener cualquier cosa que tu corazón desee.
Poder, gloria, amor o lujuria. Todo es parte de este maravilloso show."



Y así, acabé uniéndome al Circo de las Sombras, por mi debilidad hacia las cosas maravillosas, hacia los placeres que esconde la vida y que era incapaz de encontrar. Esa fría noche de otoño, mientras las hojas caían, y mis esperanzas ante la vida se veían disminuidas, se acercó ese pequeño hombre ilustrado -al que le vendí mi alma- y me salvó, teniendo ahora todo cuanto deseo. Aunque se trate de deseos envueltos en sombras.


Acérquense, acérquense, señores y señoras, niños y niñas,
tenemos un regalo especial esta misma noche, den todos un paso al frente y atrévanse a admirar a la antigua bruja gitana. Sus ojos se los cosieron, pero no es ciega. ¡Es capaz de ver todos los deseos del corazón!

-Tú, ¿cómo te llamas ?
-...
-¡Ya veo! Da un paso al frente con el pie derecho, joven. Espero que no le tengas mucho aprecio al izquierdo.


Puede que nuestros caminos sean oscuros para algunos, pero ella sabe que no existe ningún misterio. Lo ve y lo sabe absolutamente todo. Pero su información tiene un precio. 
Algunos pagan con la mente -aquellos más afortunados que sean inteligentes-, pero aquellos que no lo sean... 


3 comentarios: